Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicio. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso.

Siempre podrás obtener más información sobre qué cookies utilizamos y cómo desactivarlas en nuestra política de cookies.

Estoy de acuerdo

Se lee en 3 mins

Dimitir en diferido

Barberá se va del PP pero no del escaño, y Valdeón renuncia a la primera línea pero tampoco al escaño. Entre tanto, Rajoy resucita el plasma

El PP hace aguas en marketing político, pero eso no quiere decir que no sea el partido más innovador. Al bochornoso despido en diferido de Bárcenas, se suman ahora dimisiones que no son más que maquillaje. La de Barberá ni siquiera es una dimisión, sino una desvinculación del partido. Renunciar al aforamiento debe de darle mucho miedo. Veremos por dónde sale ahora Marhuenda en su férrea defensa de

Este artículo es exclusivo para usuarios registrados

Regístrate gratis para leer este artículo
Regala Neupic. Regala una tarjeta black.Activa tu tarjeta.